Hauries d´instal.lar el plug-in del flash... Descarregar plug-in de Flash

Tribunas

Seguridad alimentaria

Disminuir Aumentar

David Segarra

Editor cientifico Global Talent y Recerca en Acció (Talència)

La verdura no mola

23 de abril de 2010


Foto: My1stBambina
El portal
Recerca en Acció acaba de publicar un estudio demoledor sobre la nutrición de los escolares catalanes. Según este informe, apenas un 1% de los niños y jóvenes come las 35 raciones semanales recomendadas de fruta y de verdura (equivalentes a cinco ingestas diarias). ¡Sólo un 1%! El 44% sólo come una esporádica ración al día, y un 37% ingiere de 8 a 14 raciones semanales. Todo ello lejos de las recomendaciones.

La otra batalla que parece perdida es la del pescado. Un 23% de los encuestados no come pescado ningún día a la semana. Un 55% come de una a tres porciones semanales. Y, finalmente, sólo un escaso 22% de los encuestados sigue las recomendaciones establecidas y consume tres o más raciones de pescado por semana.

Es decir, que todo lo que crece en los huertos, cuelga de los árboles o sale del mar no mola, no es guay ni cool. Tendremos que diseñar campañas donde Messi o Hanna Montana salgan por la tele diciendo que comen muchas zanahorias, manzanas y nectarinas para acompañar sus platos de merluza con ensalada. Pero no está muy claro que los niños y los jóvenes se lo traguen.

Un estudio insólito

Los datos han sido tomados por los mismos 1.375 escolares participantes, todos entre 10 y 18 añosUna de las originalidades del estudio es que los datos han sido tomados por los mismos 1.375 escolares participantes, todos entre 10 y 18 años. De hecho se les pidió que durante una semana anotaran detalladamente todo lo que comían y bebían. Los datos fueron después procesados y analizados gracias a una iniciativa conjunta de la Fundación Alícia y de Talència. Y, ahora, además de publicar los resultados, el portal Recerca en Acció presentará un análisis detallado de los diversos alimentos, que se irá actualizando a lo largo de los meses de abril y de mayo. Otra de las originalidades del estudio es que las escuelas participantes harán propuestas para mejorar tan escasas ingestas de vitaminas, fibra y omega 3.

Recerca
en Acción publicará estas propuestas para ver qué ideas se inventa nuestra juventud. Las iniciativas pueden ayudar a otras escuelas, padres y educadores a abordar este espinoso problema. Y, sobre todo, pueden ayudar a los propios niños y jóvenes.

Datos para leer con calma

El estudio no dice sólo eso, sin embargo. También señala aspectos positivos, como el moderado consumo de bebidas refrescantes y de bollería industrial (haciendo buena la genial definición de Ambrose Bierce de la palabra virtud como "determinadas abstenciones”). Además, la mayor parte de nuestros jóvenes llega a la escuela habiendo desayunado y hace un consumo razonable de legumbres.

La pregunta interesante sería por qué pasa todo esto. Hipótesis hay muchas: "¿Desconocimiento de las recomendaciones? ¿Incompatibilidad de las recomendaciones con los gustos alimentarios? ¿Dificultades diversas relacionadas con el modo de vida dominante de nuestra sociedad, que dificultan el cumplimiento de las recomendaciones?", tal y como se pregunta el antropólogo Jesús Contreras. Quizá el próximo estudio podría tratar de averiguar esto, dado que ahora ya conocemos el problema.

Otra pregunta interesante debería ser: ¿qué efectos tiene a medio y largo plazo la dimisión voluntaria del consumo de vitaminas, fibras, carotenos, ácido fólico, omega 3? Para nada buenos, con toda probabilidad.

Comentarios

       
0 comentarios
 
Global Global Global Global
RSS